SOUCY PELLERANO

Escultora, pintora, dibujante, grabadista, escenógrafa e instaladora.

Nació en Santo Domingo, 1928. Perteneciente a una familia de próceres e intelectuales, descendiente de Francisco del Rosario Sánchez. A los once años recibió clases de pintura con Rafael Arceno en Puerto Plata. Se trasladó a vivir con su familia a Santo Domingo. Estudió en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y obtuvo el título de Doctora en Farmacia y Ciencias Químicas. Ingresó en la Escuela Nacional de Bellas Artes y se graduó en 1967, el mismo año en que presentó su primera exposición individual.

En la Escuela Nacional de Bellas Artes tuvo como profesores a Domingo Liz, Gaspar Mario Cruz, Jaime Colson, Noemí Mella, Antonio Prats-Ventós, Luis de Villenas y Pina Melero, pero quien más influyó en su formación como artista fue Paul Giudicelli, de quien fue discípula y seguidora. Con Giudicelli estudió directamente desde el año 1964 y recibió una formación basada en los postulados del expresionismo geométrico. Lo sustituyó como profesora de pintura en el instituto Cultural Domínico-Americano, después de su muerte en 1965.

En sus innumerables exposiciones mostró el manejo del dibujo, de la pintura, y más tarde de la escultura y de las instalaciones. En Mi mundo en el mundo actual, documento que sirvió de presentación al catálogo de su XVII muestra individual en La Galería en 1988, planteó las inquietudes artísticas que le sirvieron de base a sus propuestas estéticas. Además de pintura, hizo escultura, especialmente de ensamblaje, a base de desechos y materiales como plexiglás, placas radiográficas y luces. Recibió numerosos premios entre los que destacan el primer Premio de Dibujo y segundo Premio de Pintura en los concursos de arte Eduardo León Jiménez, correspondientes a 1970, 1971 y 1979; segundo Premio de Dibujo y segundo Premio de Pintura en la X Bienal Nacional de 1972 y primer Premio de Pintura en el Concurso de Arte de la FAO en 1982.

En 1966 participó en el concurso de Carteles de Turismo celebrado en Punta del Este, Uruguay. En 1973 participó en la Bienal de Sao Paulo. También asistió al concurso Cannes-Sur-Mer en Francia. Desde 1975 hasta 1979 fue directora de la Escuela de Arte del IES. En 1989 realizó la escenografía de la obra Sueño de una noche de verano, una instalación confeccionada con restos de vehículos que mereció un comentario de Richard F. Shepard del New York Times. En 1990 recibió el Premio especial otorgado por el jurado al Conjunto de Obras presentado en la XVIII Bienal Nacional de Artes Visuales. A ese mismo grupo de obras denominado Estructo-Palanca-Maquinorum, el público le otorgó el Primer Premio de Escultura. Obtuvo la mayor cantidad de premios en concursos y bienales nacionales. En abril de 2004, el Centro Cultural Eduardo León Jimenes realizó una muestra retrospectiva de su obra.

EISA NUÑEZ

Gran pintora dominicana, Nació en Santo Domingo, República Dominicana, en el año 1943.

Estudia filosofía en la Universidad Autónoma y arte en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de su tierra natal, y en España, en la Academia de San Fernando. La pintora Elsa Núnez expone en el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid y en el Museo de las Casas Reales y el de Arte Moderno de Santo Domingo. En 1979 obtiene el premio Independencia de Cultura otorgado por la Embajada y la Casa de España; y posteriormente el Gran Anacaona de Oro por su labor en la plástica dominicana.

Esta gran pintora dominicana combina la abstracción con lo figurativo, pone especial énfasis en imágenes de corte expresionista. Una de las características más recurrentes de Elsa Núñez es la acentuación del negro en sus trazos con el fin de dramatizar la forma humana, especialmente la femenina. Mujeres abandonadas, envueltas en atmósferas nostálgicas y desvalidas, son el pretexto para poner en evidencia una situación femenina que debe ser modificada. El soporte de este trabajo pictórico es el dibujo y la textura del color. Elsa Núñez nos invita a ser testigos de escenas cargadas de una intencionalidad no solo artística sino también social.

 Elsa Núñez contempla el mundo en diferentes aspectos, quiere situarlo en sus interioridades, conferirle un significado poético. Esa visión se siente a través de la presencia de los seres humanos. Pero, aparte del tratamiento estilístico tan diversificado, la pintura contemporánea evoca la figura según distintos contextos: la realidad, cotidiana que forzosamente aborda en un momento la temática social y ambiental concreta, incluyendo avances y problemas de la tecnología, vivencias puramente internas e imaginarias que “surrealizan” la atmósfera y trastocan sus elementos, actitudes y personajes prácticamente perennes, quienes se entregan a tareas fundamentales, fuera de un tiempo preciso, o, en su expresión corporal alegórica, transmiten la perennidad del símbolo. Esas últimas propuestas responden a los planteamientos de Elsa Núñez cuando plasma la figura humana.

La pintora dominicana Elsa Núñez está considerada como una de las grandes pintoras dominicanas.

 

ADA BALCACER

 

Nació en Santo Domingo en 1930. Es la única mujer que le ha dado un alto nivel a su generación, en el plan pictórico. Es la artista dominicana más envuelta en temas y estados psicológicos y fisiológicos.

Basta ver un cuadro de esta artista para sentirse impresionado por una pintura que además de su originalidad, es totalmente orgánica, en formación, lograda por síntesis geometrizadas y pinceladas amplias, trazos fuertes y profundidad de observación.

Por otra parte, ella ha desarrollado una serie de gamas pictóricas, dentro de un calculado expresionismo, que al mismo tiempo no deja de ser sensible, espontáneo y directo.

La pintura de Ada Balcácer, como la mayoría de la pintura dominicana, es sobresalientemente dramática. Sus colores puestos sólidamente, su composición firme y sus dibujos directos, sin amaneramientos. Evitan quo ella pueda caer en una pintura demasiado literaria y conceptuosa.

Es también, una gran diseñadora. Es conocida fuera de Santo Domingo, también, como gran artista.

NIDIA SERRA

 

Pintora y profesora. Nació en Santo Domingo (1928-2010).

Gran pintora Dominicana, considerada entre las mas grandes en su género. Graduada en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Ha recibido diversos premios en el país y en el extranjero: Mención de Honor en la exposición femenina de Río de Janeiro (1948); galardón en la V Bienal de Artes Plásticas (1950); Primer Premio de Dibujo en la Bienal de 1960. En 1979 recibió el título de “Dama de América”, otorgado por el Consejo de los Derechos de la Mujer de México, filial de la Organización de las Naciones Unidas.

 Nidia Serra fue la primera artista que dirigió la Escuela Nacional de Bellas Artes. Es considerada como una gran académica de la pintura dominicana. Su obra de tendencias expresionistas tiene como tema principal el paisaje, ilustraciones, carteles, acuarelas, y rostros dominicanos. Una de ella es: “Estudiante”.

Tuvo mucha influencia en sus alumnos los cuales se formaron bajo su dirección.

 Nidia Serra es sin duda alguna una gran maestra del pincel.

 

MARIANELA JIMENEZ

Marianela Jiménez (n.1925). Dibujante, escultora, acuarelista y pintora.

Nació en Valverde, Mao. Hija del reconocido intelectual Ramón Emilio Jiménez, recibió de su ambiente familiar el estímulo necesario para desarrollarse como artista. En 1942 estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes. Realizó estudios especiales en el Club de Grabado de Montevideo, Uruguay. Fue discípula de Celeste Woss y Gil, George Hausdorf y José Gausachs.
En 1946, recibió el Gran Premio Medalla de Oro y Diploma por su obra Campesinos en el Concurso de Graduación de la Escuela Nacional de Bellas Artes y en 1952 el Segundo Premio de Pintura en la VI Bienal Nacional de Artes Plásticas. A partir de 1957 fue profesora de la Escuela Nacional de Bellas Artes desde donde numerosos artistas nacionales aprendieron la técnica del paisaje.
En 1989 fue nombrada directora de la Escuela Nacional de Bellas Artes, cargo que le fue solicitado al Poder Ejecutivo por el cuerpo profesoral de la Academia. Ha participado en múltiples muestras colectivas y ha realizado alrededor de treinta exposiciones individuales. En 1997 expuso una colección de retratos de artistas dominicanos en Casa de Bastidas con el título Homenaje, en la cual presentó la fisonomía y los rasgos sicológicos de los principales artistas plásticos nacionales.