EL ARTISTA EN LA PLASTICA DE LA REPUBLICA DOMINICANA

En Santo Domingo, se dan artistas, que aunque no nacieron propiamente aquí. Aquí vivieron o despertaron su arte, Por ello, se consideran dominicanos. Como la mayoría de los países que integran el continente americano, la República Dominicana, no tiene una tradición artística ininterrumpida. Mas bien, el arte ha sido elaborado con pedazos de tradiciones y con sus propios ingredientes humanos y ambientales, tales como: la raza, clima, cultura, religión…

Se han mezclado con lo que tradicionalmente y por reflejo, han dejado los movimientos artísticos europeos, en su mayoría, de procedencia francesa: “Neoclasicismo, romanticismo, naturalismo, e impresionismo”.

Los otros estilos de los últimos 60 años del siglo XX: “Fauvismo, cubismo, dadaísmo, surrealismo, expresionismo,” y los movimientos llamados internacionales: “El expresionismo abstractos: Pop Art, y Op Art.” Estos dos últimos de procedencia norteamericana y europea respectivamente.

La influencia del Pop Art y del Op Art, ha sido de muy poca importancia en la República Dominicana. Sin embargo el Expresionismo Abstracto, ha dejado huellas.

La mayoría de los pintores latinoamericanos, entre ellos muchos dominicanos, han bebido en las fuentes de los grandes centros artísticos internacionales: París, New York, y en otras ciudades y capitales europeas y americanas: Roma, España, México.

Esa juventud ha ido a estudiar y a ponerse en contacto con lo que está sucediendo en el mundo del arte, en los, últimos 20 años. Es decir, a sentir de cerca la sacudida más fuerte que se ha registrado en la historia de las artes plásticas, hasta el momento presente.

Antecedentes en las Artes Plásticas de la República Dominicana

En los albores del siglo XIX, en el país se sucedieron cambios significativos, la Independencia de la República y las Pugnas Intestinas, trajeron consigo numerosas conquistas en todo los ámbitos del quehacer cultural, específicamente en la plástica, encontró un buen soporte en las figuras que a continuación mencionaremos: Juan Fernando Corredor (1883 ) creador de la Escuela de Pintura y Dibujo, Leopoldo Navarro (1890), fundador de la Academia de Dibujo y Pintura, Luis Desangles (1894), de la Academia Municípal de Dibujo y desde 1908 al 1933, la Academia de Dibujo, Pintura y Escultura de Abelardo Rodríguez Urdaneta y Enrique García Godoy, todas figuras descollantes del presente y del pasado siglo.

No podemos dejar de mencionar a estas destacadas figuras Alejandro Bonilla (1820 – 1911) Arturo Grullón (1869 -?) Y Adriana Billini. En el primer tercio del siglo XX, la emigración de artistas intelectuales Europeos hacia nuestro país enriqueció la plástica nacional Manolo Pascual, Jorge Hausdorf, José Vela Zanetti, entre otros.

Son algunos de los que vinieron a nuestra patria y los dominicanos Celeste Woss y Gil, Jaime Colson, Daría Suro, Delia Weber, Justo Báez, Virginia Dubrei, Piñeyro, Yoryi Morel, etc. Algunos egresados de las Academias Europeas y otros de las escuelas del interior (La Vega, Santiago de los Caballeros, San Francisco) ahunaron grandes esfuerzos en la materialización de la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1942. Hay que destacar el gran empeño de las escuelas del interior en fomentar la pintura en toda la geografía.

Sin grandes pretenciones esto es solo un breve bosquejo, que resume los inicios de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) y el crecimiento de la Plástica en la República Dominicana.

La Bienal en la República Dominicana

Las Bienales son los más grandes encuentros generacionales en las Artes Plásticas, y la expresión más idónea por la cual los artistas dan a conocer sus obras y comparten las últimas tendencias en el mundo del arte.

La Primera y más famosa fue la Bienal de Venecia, instituida en el año 1895. Otras Bienales han sido inauguradas con el modelo de Venecia, las de más prestigio en Sao Paulo, desde 1951, y en París desde el 1959. En la República Dominicana la Primera Bienal, se inauguró en el 1942.

Desde entonces este encuentro de talentos se realiza cada dos años con el respaldo y apoyo del Estado.

Contribuye grandemente al desarrollo del arte nacional y permite ver los avances de la plástica.

Marcando un tiempo en la historia una visión nueva para el futuro.