LA ORQUESTA SINFÓNICA NACIONAL

La Orquesta Sinfónica Nacional tiene sus antecedentes inmediatos en noviem­bre de 1904, con la fundación del Octeto del Casino de la Juventud dirigido por el maestro José de Jesús Ravelo, e integrado en su mayor parte por músicos familiares de los Ravelo. Ese mismo año, dicho Octeto fue ampliado y convertido en una pequeña orquesta, que mantuvo el nombre original.

En junio de 1932, el “Octeto” del Casino de la Juventud paso a ser la Sociedad de Conciertos, patrocinada por el Ateneo Dominicano. EI 13 de febrero de ese mismo año fue fundada la Orquesta Sinfónica de Santo Domingo, siendo sus primeros directores Enrique Mejía Arredondo y Julio Alberto Hernández.

EI 5 de agosto de 1941 quedo creada de manera oficial la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección del pianista y compositor español Enrique Casal Chapí, teniendo como asistente en la subdirección al compositor Enrique Mejía Arredondo. Para integrar dicha orquesta, se escogieron músicos de la Or­questa Sinfónica de Santo Domingo, de la Banda del Ejercito Nacional, de la Banda Municipal y músicos extranjeros. EI móvil principal para la fundación de la Orquesta Sinfónica Nacional estuvo en la cercanía de las celebraciones del Primer Centenario de la Independencia Nacional y, por ende, del nacimien­to de la República Dominicana.

Enrique Casal Chapí había llegado al país como refugiado de la Guerra Civil Española y, además de director de la Sinfónica, impartía c1ases de composición a algunos integrantes de la recién creada orquesta. Otros directores de esos años fueron el mexicano Abel Eisenberg, el italiano Roberto Caggiano y el dominicano Enrique Mejía Arredondo.

AI principio la Orquesta Sinfónica Nacional fue integrada por profesores domi­nicanos y españoles. Más tarde, llegarían músicos de distintas latitudes del planeta que se integrarían a la misma.

Los últimos directores de nuestra Sinfónica han sido dominicanos: Manuel Simó, Jacinto Gimbernard, Rafael Villanueva, Carlos Piantini, Julio De Windt y José Antonio Molina.

LA CLASIFICACION DE LAS ORQUESTAS

Hay varios tipos de orquesta: la orquesta sinfónica, la orquesta popular, la banda de música y la banda de jazz.

A la orquesta sinfónica en algunas ocasiones también se le denomina or­questa filarmónica, aunque mantiene la misma estructura de instrumentos o de cuerda, viento y percusión. Anteriormente la única diferencia existente entre una sinfónica y una filarmónica era que las orquestas sinfónicas solían estar integradas por músicos profesionales que recibían un sueldo del Estado. En cambio, las orquestas filarmónicas estaban formadas por músicos que tenían otras profesiones principales por lo que a veces no tenían salario fijo. La orquesta filarmónica se mantenía mediante aportaciones de sociedades filantrópicas formadas por personas amantes de la música. Hoy ambas denominaciones, sinfónica y filarmónica, son sinónimas.

 Orquesta popular: es aquella que interpreta la música actual o popular, es decir, la que está de moda en esta época como rock, jazz, música latina bailable, etc. Piano, sintetizador, batería, bajo eléctrico, saxofón, trom­peta y percusión variada son parte de los instrumentos que la conforman.

En las orquestas populares de nuestro país, siempre se incluyen la tam­bora, bongos, güira, maracas, claves, etc., puesto que además de bole­ros, baladas y salsas se tocan merengues, bachatas y otros ritmos autóctonos. En las orquestas populares, el director toca algún instrumento, que generalmente es el piano. Por lo tanto, no usa batuta ni se coloca en frente de la orquesta.

 Banda de música: agrupación musical formada por conjuntos de instrumen­tos de viento y percusión. Se diferencia de la orquesta sinfónica por la ausen­cia de los instrumentos de cuerda. Existen bandas militares, escolares y de bomberos. Si se incluyen cellos y contrabajos, se denomina banda sinfónica.

 La colocación de los instrumentos musicales se llevo a cabo de acuerdo con la acústica de la sala y con la decisión del director. Sin embargo, en general, todas las orquestas ubican delante a las cuerdas, por ser los instrumentos de menor sonoridad, luego las maderas, mas atrás los metales y la percusión.

 Banda de jazz: formada tradicionalmente por instrumentos de viento, percusión, piano, guitarra y contrabajo.