José de Jesús Ravelo (Don Chuchú) (1876-1951)

Nació en Santo Domingo, R. D.
Aunque estudió con Juan Francisco Pereyra, fue sobre todo un autodidacta con vastísima cultura musical. Gran colaborador del poeta Ramón Emilio Jiménez en el cancionero “La Patria en la ‘Canción”, musicalizando los poemas “Los Reyes Magos”, “Himno de Recepción”, “Las Flores”, “El Árbol” y “Excursión”, entre otras. Se destacó por haber querido introducir el canto coral en las escuelas oficiales y por haber sido el primer maestro en este campo.

Distinguido compositor dominicano, autor, entre otras obras del famoso Oratorio “La Muerte de Cristo” interpretado cada año por la Orquesta Sinfónica Nacional, en la Catedral Primada de América, durante las festividades de Semana Santa.

Fue fundador del Liceo Musical (1908) hasta que en el 1942 el mismo fue convertido en Conservatorio Nacional de Música. Una sala de conciertos del Teatro Nacional lleva su nombre.

Ramón Emilio Jiménez (1886-1971)

Nació en la ciudad de Santiago de los Caballeros el 17 de septiembre 1886 y murió en Santo Domingo  el 13 de noviembre de 1971.
Destacado periodista, poeta, y educador, consagró gran parte de su vi da a despertar en los dominicanos, a  través de su os, su obra, un sentimiento nacionalista. Es autor, entre otras obras, del cancionero “La patria en la canción” publicado en 1933. Este fue el único cancionero utilizado en la escuela dominicana durante varias décadas. Con “La Patria en la Canción” colaboraron los más destacados compositores de su época creando la música a tan hermosos poemas.

Entre sus principales obras se pueden citar: “Savia Dominicana”, “Naturaleza y Hombre”,“El Patriotismo y la Escuela”, “Del Lenguaje Dominicano” y “Al Amor del Bohío “. Consagrado educador, fue desde maestro y director de escuelas, inspector de instrucción pública, Intendente Departamental y Superintendente General de Enseñanza, hasta Secretarlo de Estado de Educación.

ZUNILDA PIERRET DE MOREL

Nació en puerto Plata, R. D., él 14 de febrero de 1924.

Violinista profesional, fue miembro activo de la Orquesta, Sinfónica’Náciona1 durante largos años. Fue profesora del Método Zuzuki de Violín, en la Academia Dominicana de Música, donde comenzó a fomentar las bases de un futuro de grandes violinistas para nuestro país.

Da inicio a su labor como creadora de canciones participando en el Primer Concurso de Creación del DEMI (1977). Según sus propias palabras, participó con el deseo de cooperar en la educación musical de los niños dominicanos, procurando con ello despertar el amor de los mismos a nuestra musical. Sus composiciones se caracterizan por ser “mensajes a la infancia con ritmos criollos”.