Grandes biomas

Diferentes biomas

La vegetación natural está condicionada por la zona climática en la que se encuentra, porque la temperatura, las lluvias y su distribución a lo largo del año determinan los diferentes paisajes. A su vez, la vegetación condiciona la existencia de la fauna.
Unas mismas condiciones climáticas se repiten en amplias zonas de la Tierra originando comunidades de seres vivos, de amplia distribución, denominadas biomas o formas de vida. .

Los biomas cálidos

La selva o bosque ecuatorial es un bosque denso, con gran variedad de especies siempre verdes cuyo aspecto no cambia a lo largo del ario. La vegetación se distribuye en pisos en función de la luz que necesita cada tipo de planta.
Los arboles son muy altos -hasta 40 metros-, tienen hojas grandes y dejan pasar muy poca luz a las plantas que viven debajo, entre las que hay helechos, lianas y enredaderas.

El bosque tropical, menos denso que el ecuatorial, es propio de zonas cálidas con dos estaciones marcadas. Tiene arboles de hoja caduca y de altura menor que los de la selva.

La sabana es una gran pradera de hierba con algunos árboles aislados. Las hierbas crecen rápidamente durante la estación de lluvias y se secan al terminar las precipitaciones. Los arboles tienen profundas raíces para sobrevivir durante los meses secos. La sabana da paso gradualmente a una vegetación semidesértica, que es de transición entre la zona tropical y el desierto.

El desierto posee una vegetación muy escasa, a veces inexistente, debido a la ausencia de agua. Crecen algunos matorrales espinosos y plantas carnosas, como los cactus, adaptados a la sequedad. Solo en los oasis se da una vegetación más densa y variada.

Los biomas templados

Toda la zona templada, excepto los bosques de las zonas mas frías y algunas praderas, ha sido muy modificada por el ser humano, que ha eliminado los bosques para dedicar las tierras a la agricultura y la ganadería.

El bosque atlántico o bosque de frondosas este formado por arboles caducifolios de grandes hojas, como castaños, hayas y robles. También hay arbustos, helechos y una densa hierba. Aparece en las regiones más frescas y húmedas. El aspecto del bosque cambia mucho de una estación a otra, ya que durante el invierno los arboles pierden las hojas. En algunas zonas hay también coníferas.

El bosque mediterráneo original de encinas, pinos y alcornoques casi ha desaparecido, y la vegetación predominante hoy está formada por arbustos como jaras y brezos. La vegetación natural está adaptada al verano cálido y seco. Son plantas con hojas pequeñas y duras que reducen la evaporación, y profundas raíces.

La pradera crece en áreas de clima continental. Es una vegetación de hierbas altas, sin árboles, que se extiende por las grandes llanuras de América, de Europa y Asia, donde recibe el nombre de estepa.

Los biomas fríos

En las zonas de clima continental extremado y en algunas de clima polar el subsuelo permanece helado todo el ano y solo la capa más superficial se deshiela en verano, encharcando la tierra.

La tundra es la vegetación que domina en estas zonas. Está formada por pequeños arbustos, musgos y líquenes capaces de resistir el largo invierno y crecer en la breve estación de deshielo. A causa del frío los arboles no pueden sobrevivir.

La taiga o bosque boreal es un espeso bosque de coníferas -pinos y abetos- que cubre grandes extensiones.

La vegetación de alta montaña varía con la altura y se dispone en pisos. En las zonas más bajas hay praderas; a continuación, bosques, y finalmente la vegetación desaparece, dejando rocas desnudas y zonas de nieves perpetuas.

eulogio